Siempre que se inicia un proceso con miras a que sea efectivo, es necesario tener claro lo que se pretende lograr, es decir el objetivo que lo define, a partir de ello se construye una estrategia que conduce a ese fin. Todas las piezas que ponemos en juego para lograr nuestro objetivo se unen en función de esa estrategia. En el caso contrario, en que primero se unen piezas al azar con la esperanza de que encajen, probablemente no funcionará y resultará en una criatura que luce como la concepción popular del monstruo Frankenstein.

En un sitio web funciona de forma similar, se puede atrofiar una página con contenido o darle una buena apariencia, pero si ese contenido no está permeado por una estrategia bien definida que conduzca al alcance de tus objetivos, seguramente será inútil, sin sentido. Crear una estrategia es tomar en consideración lo que se quiere lograr y reducir las infinitas opciones que se tienen a sólo aquellas que surgen a partir de un análisis del contexto, los intereses de los usuarios y la capacidad de acción de tu negocio.

Un ejemplo de ello fue la campaña de preparación zombi que lanzó el centro para el control y prevención de enfermedades (CDC). En 2011, tras comprobar que los mensajes que CDC enviaba a la población solicitando el equipamiento con kits de emergencia y educando en salud pública, eran ignorados o rechazados, y que las personas no estaban realmente preparadas para una emergencia, el equipo de comunicaciones ideo un plan.

El Zombi, como un personaje popular en el medio, ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos tiempos. Además el Zombi refleja los miedos del público a exactamente los mismos tipos de Pasted image at 2015_10_02 06_37 PM (1)desastres para los que CDC quería prepararnos: pandemias y desastres naturales que tienen implicaciones profundas en la salud pública.  “Reconozco que este es un enfoque extraño. Consideren cuantas veces se te ha dicho que te abastezcas de alimentos enlatados y tres días de agua, así como linternas, etc. en tu casa para estar preparado – Este sí que es un mensaje cansón- ahora imagina si lanzáramos un Campaña de preparación Zombi diciendo esos mismo mensajes (Lo cuales tendrían mucho sentido si/cuando los zombis atacan). Los Zombis son increíblemente populares y creo que esto despegaría”  (Daigle, personal communication 2013) La piedra angular de la campaña sería una entrada de blog, que se reforzó y amplió por otros medios sociales y digitales con el siguiente mensaje: “Hay todo tipo de emergencias ahí afuera para las que podemos prepararnos. Toma un apocalipsis zombi por ejemplo. Así es, dije a-p-o-c-a-l-i-p-s-i-s-z-o-m-b-i. Puedes reír ahora, pero cuando suceda estarás feliz, leíste esto, y oye, quizás hayas aprendido una o dos cosas sobre cómo prepararte para una real emergencia. (CDC, 2011)  La entrada de blog proveía los mismo tips de preparación de emergencias que CDC había ofrecido en el pasado, pero estos estaban enmarcado en términos de invasión de zombis.  “planea tu ruta de evacuación. Cuando los zombis están hambrientos, no se detendrán hasta que obtengan su comida (ej: cerebros), lo cual significa que necesitaras salir de la ciudad rápido ¡Planea a dónde irías y rutas múltiples que tomarías con tiempo para que los comedores de carne no tengan oportunidad! (CDC 2011)

En Mayo 19, 2011, tres días después de que la entrada de blog  “preparación 101: apocalipsis zombi” comenzó a circular, estaba recibiendo más de 60,000 visitas cada hora. Por Abril 2013, la publicación había recibido más de 4.8 millones de vistos, comparado con 1,000 a 3,000 vistas a las publicaciones típicas en el blog “La salud pública importa” El server hosting del blog colapsó nueve minutos después de que el primer tweet fuera enviado en Mayo 18, 2011, el cual también era el comienzo de dos días de una pesada red de cobertura. “La salud y preparación pública no es sexy. Pero resulta que los zombis sí.” Daigle

¿Qué podemos aprender de la experiencia de CDC? Primero CDC pudo admitir que su campaña anual no estaba teniendo algún efecto y buscaron nuevas formas de abordar el tema, ellos transformaron el contenido uniéndolo con una tendencia muy popular que era altamente relevante para sus temas y lo más importante es que crearon una versión del contenido que fuera fácil de compartir y reproducir, a través de todas las plataformas emergentes, especialmente redes sociales. Su estrategia era hacer de su contenido algo relevante y fácil de compartir apuntando a una audiencia más joven haciéndolo más entretenido y educativo.