Cuando una persona ingresa a una plataforma o sitio web, la combinación de sus percepciones, expectativas y buen uso de la web forma la experiencia del usuario. Imagine dos sitios web con el mismo contenido o variedad de ofertas, imágenes y videos. Cuando visitas el primer sitio web, un video se auto reproduce, anuncios salen de todas partes y navegar por las páginas es tedioso. El segundo sitio web, con el mismo contenido, te permite ubicarte fácilmente, tiene un menú claro y los anuncios y videos no obstruyen el contenido. Ambos sitios puede tener los mismo objetivos, pero la diferencia en el modo que los usuarios perciben su experiencia es la diferencia entre una página que alcanza sus objetivos y otra que falla en ello.

Los diseñadores web, a menudo saben cómo hacer un sitio web placentero a la vista y funcional, pero a menos que entiendan como el usuario interactúa con las páginas, podrían construir un sitio que nunca alcance sus logros o en otras palabras que el usuario no usará.

La experiencia del usuario no fue una prioridad en el desarrollo de sitios web a principios de siglo, las páginas eran creadas por programadores y diseñadores con el fin de mostrar sus novedosos diseños, pero nunca se esperaba que el usuario sufriera atravesando gráficos y navegaciones complejas y experimentales. Muchos dueños de sitios web verían el usuario de manera similar a un cliente entrando en una tienda y recorriéndola, así que llenarían el lugar con todo lo que pudieran vender. Un ejemplo de un sitio web que rompió por completo con esta idea fue google, el motor de búsqueda creó para los usuarios una página que no contenía más que la característica que ellos más querían, una página con mucho espacio en blanco y una cajita rectangular en la cual podían escribir lo que deseaban y encontrarían las respuestas.

En Estados Unidos el diseño de una experiencia para el usuario se ha convertido en un componente crítico en el desarrollo web, debido a que los principios de experiencia para el usuario se esparcen en la medida que las expectativas de los usuarios emergen, la importancia y competitividad frente a la presencia de un sitio web ha dirigido la atención obligatoria a la experiencia de usuario. Esta transición tomó lugar por más de diez años en Estados Unidos, recientemente nos hemos preguntado en lugar se posiciona Colombia dentro de esta transición.

Hemos entrevistado personas que están involucradas en el desarrollo web en Colombia y lo han estado en los últimos años, con el objetivo de determinar dónde se posiciona Colombia en términos de la experiencia de usuario.